El peor diario del mundo 📔

published2 months ago
3 min read

– No me habléis. No hablaré (gritaré) 😡

Lo escribió Silvia, mi hija de 9 años, en la pizarra blanca del estudio. No recuerdo por qué se había enfadado, pero sabía que hablar con ella no funcionaría. Su mensaje, el color rojo de las letras y las dos caras enfadadas dejaban bien claro cómo se sentía.

Ese día, la inspiración vino a verme y me brindó una idea. Fui a buscar algo y volví al estudio.

Delante de la pizarra, elegí el rotulador negro y escribí:

– Entonces, ¿cómo lo arreglaremos? 🤔

Dibujó una carita con las manos a los lados con un interrogante, usó un rotulador azul.

Luego escribí:

– Los indios americanos ofrecían a sus enemigos LA PIPA DE LA PAZ para reconciliarse. Como no tenemos ninguna pipa y necesito tu ayuda, te ofrezco las PINZAS DE LA PAZ para que me saques un montón de PELARROS CAGARRUTOS que tengo en las orejas 😱

Silvia tomó las pinzas y procedió a realizar tan importante misión. Por cada pelo que me arrancaba de la oreja, yo hacía una marca en la pizarra. Después de cierta cantidad de marcas (información que me reservo para mí), Silvia escribió con un rotulador negro:

– No consigo sacar más.

A lo que respondí, también por escrito:

– Me has sacado X pelacos. Muchas gracias, Silvia 😍

Y ella concluyó con un:

– De nada 😍

Y luego dibujó un par de corazones con el rotulador rojo.

***

Esto ocurrió el domingo 14 de marzo de 2021. Lo habría olvidado si no hubiera hecho una foto de cómo quedo la pizarra al final.

Ayer me acordé de esta anécdota, pero no fue revisando fotos. Fue revisando una de mis libretas/diarios.

Me gusta la tecnología, pero soy de los que piensan que tiran más dos libretas que dos tabletas. Tengo una libreta pequeña (A6) que llevo siempre conmigo, acompañada con el móvil, y una libreta grande (A4) que tengo en casa.

Ayer revisé la libreta grande para recolectar ideas que apunté del curso MINDFULNESS CON HUMOR. Tengo que grabar los vídeos para septiembre y quería asegurarme de que no olvidaba nada.

Revisando las páginas encontré que había apuntado ideas para publicar en esta lista de correo. El 16/03/21 aparecía, entre otras cosas, el texto "Historia de una reconciliación (foto 14/3/21)". Por lo que apunté entonces, quería hablar de CONEXIÓN/DESCONEXIÓN entre personas cuando surge un conflicto. Algo que aprendí en El libro de la disciplina suave. Cómo criar niños cooperativos, educados y serviciales de Sarah Ockwell-Smith. Si tienes hij@s, te lo recomiendo mucho. Puedes escuchar el episodio donde lo recomendé:

​El libro de la disciplina suave (Podcast Bookcasters) (23 minutos)

La historia de una reconciliación ya forma parte de mi REPOSHISTORIO (término acuñado por Xabi del Campo). Gracias a que la capturé en mi libreta/diario y que le hice una foto, puedo contarla con distintos fines.

En este caso, me sirve para hablarte de la importancia de tener un diario. Pero ojo, quítate de la cabeza la idea de diario que nos han vendido: buena letra, libreta especial forrada y con candado, bolígrafo con un pompón rosa, empezar con un "Querido diario...".

¡NOOOO! ⛔️

El diario es tuyo y lo escribes cómo quieres.

​

Tú decides qué tipo de libreta y tamaño usas.

Tú decides qué escribes.

Tú decides con qué frecuencia escribes.

Tú decides cuando lo revisas.

​

Yo mezclo un montón de cosas en mis libretas/diarios (fíjate que ni me atrevo a llamarles solo diario). Apunto ideas, reflexiones, historias que me han llamado la atención, capturo el humor... A veces me cuesta entender mi propia letra porque la escribí andando.

Todo muy caótico, pero me funciona.

Ese caos hace que tenga que revisar para encontrar algo que apunté. Al revisar descubro cosas que había olvidado y que puedo usar ahora o más adelante.

Escribir en mis libretas es uno de mis HÁBITOS ESENCIALES (hábitos que son terreno fértil para otros hábitos) y por eso te recomiendo encarecidamente que hagas algo parecido.

Dicho de otro modo, que ESCRIBAS CON REGULARIDAD.

Y que escribas de forma IMPERFECTA.

Sí, sí. Lo has leído bien: escribir de forma imperfecta. A menudo asociamos escribir con alguien sentado ante un ordenador, con dominio de la palabra y un vaso de whisky. Y por eso a menudo nos bloqueamos cuando tenemos que escribir ante una página en blanco o preparar una presentación desde cero.

Soy de los que piensa que nos pasamos el día escribiendo en el aire.

Lo que decimos a los demás, los consejos que damos, las ideas que tenemos... Todo eso es escribir en el aire, lo único que hace falta es aterrizar algunos de esos pensamientos, palabras o ideas en algún soporte físico (yo prefiero el papel, pero puedes hacerlo en digital).

Si adquieres el hábito de apuntar en una libreta/diario, tendrás material para usar al comunicar, enseñar o escribir. Cuando te sientes ante una página en blanco, no estará tan blanca ya que tendrás parte del trabajo hecho. Solo tendrás que revisar tu libreta.

Supongo que el profesor de universidad Carlos González Morcillo debía apuntar en una libreta o en algún otro lugar un montón de ideas antes de dar forma a lo que me contó en el último episodio de Presentástico:

​Los 10 mandamientos de las presentaciones de alto impacto, con Carlos González Morcillo​

Si haces presentaciones o enseñas, escucha el episodio y llévate unas cuantas ideas que te serán muy útiles la próxima vez que uses programas como PowerPoint.

​

Que las libretas te acompañen,

Carles Caño.

​


I respect your privacy. Unsubscribe at any time